IMG_0797

Tácticas y estrategias de una valija BBB

Es muy difícil mantener el glamour y viajar liviano. Pero no imposible. Ni hace falta empacar un placard ni tampoco prescindir de todo. El desafío es armar valijas inteligentes. Por eso queremos compartir este post y nuestros intentos. Esto no es una guia teórica. Ésta es nuestra experiencia real.

Estamos próximas a partir y necesitamos armar valijas para un viaje de 25 días en el que visitaremos 2 países, más de 10 ciudades y unos cuantos pueblos. Podríamos llevar 2 valijas de 23 kg., según la aerolínea de vuelos internacionales. Sin embargo, tenemos vuelos internos que solo permiten una valija de 15 kg. Primera restricción. Además, recorreremos varias ciudades en tren, bus, 4×4, camello y demás. Necesitamos viajar liviano y flexible. Pero también dormiremos en hoteles 5 estrellas, así como en carpa en el desierto. Tenemos que cenar y salir, así como caminar ciudades musulmanas todo el día. La ventaja: es verano. La desventaja: somos 2 chicas y haremos de todo, incluyendo dormir en el desierto, viajar en globo, hacer buceo y tomar mucho sol. Y no somos sencillas, aunque sí muy prácticas. Además, ya sabemos que vamos a comprar muchas chucherías. Declaré que, sea como sea, puede que me acompañen a la vuelta una alfombra, una lámpara, un tajine, un camello y varias otras cosas que seguro todavía no imaginé. O sea, hay que pensar en lugar suficiente para llenar el equipaje durante la travesía (o lo traeré al hombro).

En mi caso, hice tres versiones de valija antes de cumplir con mi objetivo y empecé con dos semanas de anticipación. Decidí viajar con un carry on grande y extensible para despachar, que no debía superar los 15 kg., una mochila de 20 litros vacía, que adentro llevaría una mochila chica para recorrer las ciudades y que contendría una muda de dos días en caso que perdieran mi valija (consejo de un viajero asiduo al que le pasó: hay que dividir los riesgos) y una cartera bandolera para viajar con las cosas de mano: documentos, maquillaje, etc. O sea, mi estrategia era construir una mamushka de viaje.

Noelia, por el otro lado, iba a usar la experiencia previa y la presión. Su estrategia era armarla la noche anterior a viajar. O sea, improvisación, inspiración y mucha presión.  También hace tres rondas y edita hasta que queda lo realmente entra. En la primera ronda cae sobre la cama todo lo que quisiese llevar (etapa deseo). En la segunda ronda, repasa todo e incluye objetividad teniendo en cuenta cuándo y dónde lo usaría (etapa necesidad). En la tercera etapa pruebe que entre todo. Si todavía fata lugar, empieza a resignar con todo el dolor de su alma (etapa resignación). En este caso el lema es “lo que me olvide o no entre, lo compro“.Tampoco está tan mal.

Mi táctica es, como todos aconsejan, armar equipos. Opto por algunas prendas de colores neutros que puedan combinarse con otras más personales y, en lo posible, que sean para armar en capas (técnica “cebolla”), livianas y poco arrugables. Por ejemplo, en mi segunda versión de valija saqué todo lo que se arrugaba y todo lo que, aunque lindo, era grande y/o poco funcional. Esas opciones que sabés que vas a usar una sola vez quedan automáticamente afuera.  Dicen que cada una pieza de abajo, sumes tres de arriba. Hice una propuesta similar y lo equilibré con algunos vestidos multipropósito (cambia el look dependiendo del calzado y los accesorios). El calzado es clave porque ocupa lugar. Conclusión: básicos, cómodos y pocos, para caminar, salir e ir a la playa. Zapatillas, alpargatas, ojotas y UN par de tacos, just in case.

Mis 5 tips de cabecera:

1) Check list: Hacer una lista preliminar es mi tip de cabecera. Tengo tres motivos: recordar / repasar todo lo que necesito llevar, para preparar y/o comprar y después para chequear a la vuelta.

2) Básicos de todo viaje: protector, baterías, enchufes, necessaire con los objetos de toilette (amo y colecciono muestras gratis para sumar a mi kit de viaje), mudas de ropa interior según los días.

3) Orden: Primero guardar lo más grande. En mi caso,  el necessaire con los productos de tocador y pantalones y remeras. No lo guardo todo junto, sino que lo distribuyo equitativamente. Todo lo pequeño, a los bordes. No estará listo para el placard pero entra más y se arruga menos.

4) Calzado: Los zapatos se guardan embolsados. Odio las bolsas de supermercado y más su ruido el envolver / desenvolver. Uso mis Dolms.

5) Ropa limpia / ropa sucia: Usar una bolsa con la ropa interior y llevar otra vacía, donde va a ir a parar todo cuando esté sucio. La ropa para lavar suelta en la valija arruina el resto, toma olor y no permite mantener el orden.

Estos son los secretos de nuestra valija BBB. A la vuelta confirmaremos cuánto éxito tuvimos, qué sobró y qué faltó, y cuánto sumamos en el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s