Notting Hill

Londres en 5 días

Fue raro. Había estado en Londres años antes, en un invierno duro y nevado, y mis recuerdos eran casi horribles. Está bien que entre Londres y Paris, ésta última siempre será mi favorita, pero tampoco para recordar a Londres tan mal cuando todo el mundo la adoraba. Algo no había ido bien. A veces las atmósferas que nos envuelven pesan en la percepción de lo que vemos o recordamos. Así que tenía que darle otra oportunidad.

Ante la menor posibilidad de planear un viaje, volvió a estar en el itinerario. Esta vez, primera. Iba a comenzar por Londres. Iba a darle otra oportunidad. Iba a enamorarme de ella. Estaba decidido. Mágicamente, me conquistó apenas llegar. Aquí van, mi experiencia y mis recomendaciones para pasar 5 espectaculares días en Londres.

Londres se divide en recorridos por los sitios históricos, museos, circuitos de compras y pubs. Empecemos por la parte cultural e histórica:

City tour

Otra vez elegí el Free Tour Guide, esta vez de Londres, y vuelvo a recomendarlo. Es genial para recorrer los principales sitios en 2 horas. Eso sí, prepárense para caminar. Uno de los tours arranca en Hyde Park (estación de subte con el mismo nombre), y el punto de encuentro es el Rincón del Orador. Sale todos los días a las 11 y a las 13 hs. Éste está en castellano. Hay otro, el que hice, que sale de Green Park y el punto de encuentro es la estatua de Diana (estación de subte con el mismo nombre). Éste fue en inglés, y es todos los días a las 11 hs. y a las 15 hs.

Estatua de Diana
Estatua de Diana

El Green Park es un bonito parque sin flores, todo verde, que al cruzarlo termina en el Palacio de Buckingham. Tuve la suerte de hacer el tour a la hora que sucede el cambio de la Guardia Real, que es a las 11.30 hs., pero depende la época del año cambia la frecuencia. Gente, mucha gente, para ver cómo cambia la guardia del palacio. Dura entre 5 y 10 minutos máximo, y con el tour se llega justo.

El recorrido incluye conocer el St. James Park, St. James Palace, la casa del Primer Ministro en Downing St. 10, sacarse una foto con alguno de los de la Guardia Montada, pasar por el Big Ben y el Parlamento, la Iglesia St. Martin-in-the-Fields, la Abadía de Westminster, Whitehall, Trafalgar Square  y la National Gallery, para terminar almorzando en algún pub si el grupo es copado.

Un día que esté lindo hay que destinarlo para hacer el recorrido del Tower Bridge.

Museos

Londres tiene excelentes museos, los cuales están en mi lista de preferidos casi todos, compitiendo con varios parisinos y otros de New York. Otra de las buenas noticias es que casi todos son gratuitos. En Londres pagarás una fortuna en transporte, pero se verá equilibrado el presupuesto con las entradas a los museos, que bien valen la pena. Si se trata de recorrer museos, los cuales son todos excelentes en cuanto a innovación e interactividad, mis recomendados son los siguientes:

British Museum: fue mi excusa para visitar Londres la primera vez. No sabía más que sobre este museo, para decirlo de alguna manera. Moría por conocer la exposición sobre los egipcios. La verdad, tienen una excelente colección (apropiada) pero está tan higiénicamente expuesta que me resultó insulsa. Para exposiciones similares prefiero el Louvre en Paris o el Metropolitan Museum en New York. Lo único impresionante resultó ser el poder ver la Piedra Rosetta en vivo y en directo, pero luego de visitar Figeac y el museo de Champollion, pasó a segundo plano.

Eso sí, aún recuerdo la carrot cake del Gallery Café de adentro. Me la habían recomendado y valió la pena. Prueben y confirmen si sigue igual.

Datos: gratuito, abierto todos los días de 10 a 17.30 hs. Estación de metro: Tottenham Court Road, Holborn,
Russell Square, Goodge Street.

British Museum
British Museum
Piedra Rosetta
Piedra Rosetta

Natural History Museum: su dinosaurio gigante a la entrada y la cantidad de niños visitándolo ya marca la pauta. Lo genial de éste es el área Cocoon de Darwin, una zona interactiva para descubrir sobre la ciencia y aprender cómo investigar, un lugar para descubrir una vocación. Tiene colecciones de insectos, testimonios de investigadores y exploradores, videos de expediciones, textos de Darwin y mucho más. El resto es excelente, con explicaciones ideales para niños (y adultos con ganas de jugar y aprender), para investigar ciencias, aprender del cuerpo humano, y más. A la altura del museo de Ciencias Naturales de New York. Ideal para pasarse la tarde entera y volver una y otra vez. Tiene un restaurant con precios accesibles. Yo compré un sandwich en el bar, abajo, y comí en el comedor de niños, donde van las visitas escolares. Me sentí de 10 años otra vez.

Datos: gratuito, abierto todos los días de 10 a 17.30 hs.

Natural Sciences Museum
Natural Sciences Museum. El dinosaurio nos da la bienvenida.
Natural Sciences Museum
Área interactiva en el Cocoon de Darwin
Increíble el edificio también
Increíble el edificio también

Victoria & Albert Museum: con colecciones arquitectónicas y de la vida cotidiana de la Edad Medieval, pero con juegos y mucha interactividad. Aunque lo hice rápido, me llevé una grata sorpresa. Es el único del estilo que está divertido para ir con niños porque pueden interactuar en muchas de las secciones.

Notebook de Leonardo Da Vinci. Juro que decía eso. ¿No es increíble ver lo que ese hombre escribió de su puño y letra, tantos años después?
Notebook de Leonardo Da Vinci. Juro que decía eso. ¿No es increíble ver lo que ese hombre escribió de su puño y letra, tantos años después?
Victoria & Albert Museum
Victoria & Albert Museum
Escalera de madera, 3 pisos. Estas piezas hacían para un hogar, por ejemplo.
Escalera de madera, 3 pisos. Estas piezas hacían para un hogar, por ejemplo.
¿Querés vestir ropas medievales? Sólo hace falta no tener vergüenza.
¿Querés vestir ropas medievales? Sólo hace falta no tener vergüenza.
Área en refacción
Hasta el área en refacción resulta atractivo. Es el lugar donde la magia empieza a suceder.

Science Museum: éste lo hice un poco rápido porque estaba por cerrar, pero las exposiciones sobre la Revolución Industrial son geniales, todas las máquinas y cómo van avanzando en tecnología y sofisticación dan la pauta de por qué llegaron a ser potencia mundial. También interactivo, didáctico y al alcance de la mano. Todos son un gran festival para aprender, aún siendo grandes. Totalmente recomendable la cafetería, como para hacer un break al final luego de ver los tres museos.

Entrada al Science Museum
Entrada al Science Museum
Bicicletas. Muy eco friendly, pero mortalmente peligroso como para morir atropellado abajo de un 60.
Bicicletas. Muy eco friendly, pero mortalmente peligroso como para morir atropellado abajo de un 60.
Zona interactiva
Zona interactiva

El Natural History Museum, el Victoria & Albert Museum y el Science Museum están los 3 juntos, uno al lado del otro (y hay algunos más en sus alrededores), en la parada South Kesington del subte. Y el acceso es gratuito. O sea, una gran opción para todo un día, especialmente si llueve.

Indicaciones. Obvio, todo marcadito: plano, direcciones, lugares de interés. Imposible perderse, aún sin hablar inglés.
Indicaciones. Obvio, todo marcadito: plano, direcciones, lugares de interés. Imposible perderse, aún sin hablar inglés.

National Gallery: aquí sí un típico museo con exposiciones de arte. Es para amantes de la pintura que quieran hacer un recorrido por sus galerías. No es de mis preferidos, pero está interesante. Me sigo quedando con los museos para chicos esta vuelta. Lo que sí, su explanada al frente es punto de encuentro, de almuerzo y de descanso, especialmente en días soleados como el que me tocó en suerte.

National Gallery
National Gallery

Compras

En cuanto a circuitos de compras, veamos lo que más me gustó:

Oxford Circus:si buscás ese sitio perfecto donde confluyen absolutamente todas las marcas que adorás, y por donde podés conseguir geniales pubs, pues el lugar es Oxford Circus.  El punto de encuentro puede ser Zara, H&M, Nike, Topshop (y su millón de pisos), Forever 21, Primark, Urban Outfitters, y cuanto se te ocurra. Es para perder un día completo entrando y saliendo, entrando y saliendo con bolsas llenas de nuevas adquisiciones. Si pretendés cuidar la billetera, alejate. Es la perdición. Sobre Regent´s Park está, además, la juguetería más fabulosa de Londres: Hamleys. Me divertí bastante comprándole ropa exclusiva a un Teddy Bear. Hay una sección completa para vestir a los osos, por ejemplo.

Camden Town: si buscás algo menos “tradicional” y más punk, tu lugar es éste. Mucho arte, piercings, ropa dark y vintage, puestos de comida y actividades “alternativas”. Para entretenerse y perderse por calles y pasillos un rato.

Notting Hill: reservate el sábado a la mañana para ir y pasear por el Portobello Road Market. Mucha gente, muchos colores, muchos sabores. Ferias de antigüedades, ideal para comprar tazas o teteras inglesas, escuchar alguna buena banda al aire libre, o comer cosas ricas en algún puestito. Una tienda divina que me encantó: All Saints.

Covent Garden:  lugar muy lindo y pintoresco, en la calle Neals St. con Sheltoon St. está The tea of House, famosa casa de té. Otra idea es tomar algo en uno de sus pubs, como el Punch & Judy. También hay puestos de comida afuera para comer barato y a veces cantan o tocan en el interior. Me tocó escuchar a una cantante de ópera que me erizó la piel. Un placer.

Algunos detalles curiosos que observé: en Francia, la rodaja de limón te la cobran 0,20 euros. En el Reino Unido es gratis. Pero el agua no te la cobran, al revés que en Francia. Para tener en cuenta.

¿Dónde dormir?

Otra vez vuelvo a dar mi opinión. Me quedé en un hostel de la cadena St. Christopher’s, esta vez en el Sheperd´s Bush Estuvo bien, no genial. Las camas y cuartos austeros, especialmente para hacer algo más que dormir, faltaban enchufes y la zona de baños era mixta. La ubicación estaba bien. Prefiero el de la otra vez, que estaba enfrente al British Museum.

La excelente ventaja del Sheperd´s Bush (o un gran peligro): tenía el Westlife Shopping  enfrente con todo, todo, absolutamente todo lo que podía imaginar: desde Chanel, Prada y Gucci hasta mis marcas favoritas: Topshop, Urban Outfitters, H&M, GAP, Zara y más.

¿Cómo llegar?

Una de las mejores opciones para llegar a Londres es por avión. Muchas aerolíneas de bajo coste llegan por poco dinero a cualquiera de sus aeropuertos. A veces, el viaje a la ciudad sale más caro que el avión. Chequeá Ryanair, Easyjet, Vueling o Edreams (éste es un buscador de vuelos baratos) para conseguir la mejor opción. Si llegás en avión, depende del aeropuerto al que llegues. Desde Heatrow tenés el subte directo a la ciudad que tarda 40 minutos y sale 3,5 libras. Desde Gatwick y Luton la mejor opción es tomar el Easy Bus para ida y vuelta. Yo hice ganga al sacarlo con el pasaje porque hay ofertas tipo los vuelos baratos. El costo es desde 2 libras, vs. 16 del tren. ¿La contra? Tarda más pero la vista del recorrido es preciosa y vale la pena. Te deja en una estación de metro para combinar.

¿Cómo moverte?

No hay muchas vueltas. El subte, o “tube” es el mejor método. La red es amplia. ¿La contra? Es caro. Creo que el más caro de toda Europa. Es casi como tomarte un taxi. Ahora, los museos son gratis, casi todos. Por ende, reasigná el presupuesto y gastalo acá. Va a estar bien invertido. También están los buses, o colectivos, pero no los probé.

Para usar el transporte público lo mejor es sacar la Oyster Card, la tarjeta a la que le pre-cargás saldo para usar. El sitsema es medio complicado, pero lo probé y comparé todo. Si vas a estar más de 3 días y moverte mucho en subte, te conviene. Los ingleses tienen tarifas por hora pico y no pico, cantidad de usos, por todo, bah. Hasta podés consultar el historial de tus viajes, aún siendo turista. Lo básico es que uno carga saldo, digamos 15 libras, y las usa. Se cobra por viaje, pero nunca puede exceder un cierto valor (entre 7 y 8 libras diarias). Todo depende de las edades, descuentos, zonas y demás. Lo importante es que la marques tanto al entrar como al salir, porque sino cobra penalidad automáticamente y se te va el crédito en un rato (me pasó). Jamás viajes sin ticket. Son severos y la penalidad es de 80 libras (y no hay excusa que valga). Los boleteros son super amables y te explican todo, antes de que te agarren sin boleto. Luego, son implacables (no me pasó, pero lo vi). La Oyster te sale automáticamente de cualquier maquinita. Los mapas del metro los podés obtener en una boletería o bien bajarte cualquier de las 100 aplicaciones gratuitas que hay para Smartphones. Lo vas a necesitar. Si querés hacer el curso avanzado sobre el sistema de transporte púlico londinense, consultá aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s